La pluma es el pequeño artilugio con el que se escribe desde un formulario hasta aquella nota desgarradora. Siempre necesaria pero nunca llevada.

Se dice que la pluma es más fuerte que la espada, pero no es así, ella sólo es la funda del arma y su tinta el ácido con que marca el arma; es un tubo rígido pero a la vez flexible como aquel la usa.

En menos d eun palmo de medida se encuentra el artefacto más poderoso para algunos y menos conocido para otros (la tecnología ha absorbido su territorio), pero aún así es la salvación de cualquier ciudadano en una oficina bocrática como de cualquier mesero junto a la mesa de los comensales.

La mejor funda para el escritor y el viajero (sin olvidar al onírico); siempre puntual mas nunca olvidada, y así como para las aves útil para volar, pra las palabras necesaria para existir.

Anuncios