El lenguaje y la vida humana.

Mauiricio Swadesh.

El ser humano aprende a base de experiencias, también lo hacemos por medio de las palabras ya que con ellas conocemos cosas en un conacto directo e indirecto. Una lengua puede tener un vocabulario extenso, pero limitado y la flexibilidad de éste es lo que permite expresarnos. Cada palabra tiene sentido directo y figurado.

Considerando la extensión y la flexibilidad semánticas nos damos cuenta que hay mucha duplicación o sinonímia, la mayoría de las veces no son completamente intercambiables entre sí. Estas fluctuaciones existen en un idioma y entre idiomas distintos. Se pierde minimamente el sentido de lo que se quería decir de un idioma a otro. La flexibilidad del uso también impide que las partes de la oración tengan una sola función.

Muchas palabras están compuestas de elementos, tienen una construcción interna que contribuye al significado total. Las construcciones externas también tiene significado. Las construcciones internas como las externas tienen valor semántico, al igual que el tono como es el caso del español.

A cada elemento del lenguaje le corresponde un sentido. Tomemos el ejemplo de piedra. Piedr es la raíz y a es el género gramatical, también reconocemos este elemento en petr-óle-o. Aunque sea distinto.

Cuando una construcción, ya sea interna o externa, sufre un desplazamiento semántico se vuelve un lexema.

Los nombres propios son una forma que consiste en nombrar arbitrareamente a individuos, objetos y organizaciones. Hay nombres propios que provienen de nombres comúnes (Pedro: petrus piedra en latin) y nombres comunes que provienen de nombres propios (voltio: Alejandro Volta).

De las partículas que usamos actualmente antes tenían un significado de manera independiente, en vez de usar una raíz y un afijo podemos parafrasear. En vez de osificación, puede ser el proceso de volverse hueso.

Muchos prefijos coinciden con las prepociciones: con, en, de, contra, por.

Las diferentes lenguas pueden mostrar grandes variaciones, como el uso de come y go en inglés contra venir e ir en español. Hay distinciones que no existen en un idioma, como “nosotros sin ti” y “nosotros contigo”.

No podemos decir que una lengua es mejor que las demás, pues algunas tienen rasgos que otras carecen, y éstas a su vez tienen otras cualidades. Lo que queda implícito en una, está explícito en otra. Algunas lenguas son analíticas y otras sintéticas.

La semántica estudia la relación entre las expreciones y los conceptos. Esta es la extensión conceptual del significado. “Generalmente, el área total del significado de un elemento o lexema puede definirse en el msmo idioma o en otro mediante una serie d esinónimos o descrípciones parciales.”1 El campo puede ser muy general, como en animal, o muy específico, como humano.

La flexibilidad semántica permite referirnos al mundo físico y conceptual relativamente limitado de elementos.

Swadesh, M. El lenguaje y la vida humana.

FCE 1995. pp. 135-190

1Swadesh, M. El lenguaje y la vida humana. México, FCE, 1995. p. 176

Anuncios