Jódanse todos, ya estamos hasta la madre de que sean o no las cosas, por acciones que cometemos de una forma limpia se tornan a la mierda, sí así es esto d ela vida, de las relaciones y en especial cuando los dos lados tienen problemas que no han podido arreglar y tratan de hacerlo o sepultarlos pero ahora entiendo que ya no debe ser así, una vez un amigo me dijo que no me despareciera, no quise escucharlo porque creí que sólo lo decía por el hecho de que ya no salgo, de que   ya no quiero más fiesta que deseo estar con una persona a quien amo y disfrutar cada minuto con ella, porque me interesa quiero avanzar en eso pero al final sólo es una ilusión, todos tratamos de crear de una u otra manera, damos consejos y no los seguimos, damos ideas y no las creemos, buscamos métodos de negociar y siempre fallan porque el todomal siempre estará a nuestro lado.

Tratar de empezar un sueño (no de relación) es difícil y más cuando no hay apoyo de ningún lado y el que dice hacerlo realmente no le interesa, siempre pone trabas al hacerlo; pero ahí estamos confiando que llegue a pasar, buscamos la interacción y no la tenemos, buscamos el amor y no lo tenemos y cuando te dicen que está lo dudas porque tienes miedo de que suceda lo mismo como tantas veces a sido en la vida, quieres que todo sea nuevo pero nada es nuevo estamos en la espiral del tiempo, lo único inmortal son lo que aprendemos de los libros, son los únicos que no nos defraudan, permanecen en nosotros, sus ideas están clavadas en nuestra memoria, en nuestros actos y deseamos que sea sólo la historia dentro de la historia; he decidido seguir escribiendo ya no por el placer, sino por mi catarsis mis letras mis libros y mis ideas so lo único que  no me defrauda ni yo a ellos ( eso espero), son las cosas que han ido creciendo en mi, conmigo sabiendo realmente que hay en mi cabeza hasta el punto que ellas son mi cabeza, mi ser y todo lo que he querido demostrar pero que nunca será así, no estoy preparado para conocerme, no estoy preparado para que me conozcan.

La vida se basa en encuentros sexuales no importa si eres hombre, mujer, quimera o cualquier otro ente vivo y sexuado, siempre estamos pensando con quien terminaremos follando, es lo único que nos importa, el trabajo, lo que vistes, lo que compras, usas hasta el auto o vehículo que tienes es para tal fin. queremos tener vicios que no nos afecten pero queremos los vicios; esa satisfacción de mal en  nuestro interior aunque sepamos que nada tiene que ver, me gusta coger, claro como a todos los que están leyendo en este momento. Ahora sería el momento perfecto para contar alguna anécdota de cómo conocí y folle con una chica pero no le veo el valor literario, muchos antes de mi lo han escrito muy bien, otros tantos sólo les interesa el morbo; la verdad prefiero decirles que ya no más, que ahora sólo quiero saber qué necesito para ser un “yo” freudiano, un yo ontológico y hasta  un yo nietzchiano y espero en encontrarlo antes de que se decida que el tiempo en materia orgánica se acabó.

Podría decir que renuncio a las relaciones pero sería la gran mentira de mi vida, decimos que sabemos estar solos pero nadie puede, incluso los ermitaños están acompañados se crean personajes a su alrededor con los que platican y crean monólogos porque está en nuestra base genética, social e inconsciente la compañía; sólo espero que ya sea real o imaginaria aquella compañía que tenga sea una grata y confortable plática la que tenga con ella.

Luis R. González Covarrubias.

Anuncios