En un par de horas inicia el apagón de los grandes en la red para protestar por la nueva ley de “protección” contra la piratería, que muchos han dicho que cuartan su derecho a la libertad y debo ser honesto, tienen razón pero al mismo tiempo no tenemos rostro para criticar ya que siendo usuarios hemos sido irresponsables con la información; creemos que porque está en línea es verdad y no es así, hay que recabar la misma, verificarla y después publicar.
Entiendo que la ley no es para lo que acabo de mencionar, pero ahí radica el problema; ha sido gran arma la red y no ha sido aprovechada. Ahora que están a punto de clausurar el medio reclamamos, nos indignamos y hacemos todas las rabietas posibles, tenemos los instrumentos y los medios para acabar con los autoritarismos (tenemos Egipto de ejemplo), los que realmente entienden el poder de estar conectado apoyan esa libertad; comprenden que al bloquear de este modo el uso de la Enciclopedia más grande del mundo, la que alguna vez pensaron los ilustrados y ahora estamos en ella haciéndola crecer, siendo libre y el único lugar que existe donde hay tolerancia (al igual que enfrentamientos), aquí conviven todas las ideologías y cada quien toma la que quiere.
Claro, ahora, sólo queda enfrentar a los demonios que dejamos libres para legislar nuestra libertad; pero aquella no es decir por decir, hay que trabajarla y tener fundamentos para sostenerla.
Disfruten el apagón virtual y vean lo que vale la pena.

Luis R. González Covarrubias.

Anuncios